NUESTRA PRESENCIA MUNDIAL

Ferrero tiene su origen en una modesta confitería de Alba, en la que los hermanos Giovanni y Pietro Ferrero fabricaban repostería. Ferrero nace como marca en 1946, cuando Pietro Ferrero inventó una especie de salami dulce con sabor a chocolate que bautizó como pasta Giandujot.

La expansión internacional de Ferrero se inició en los años 60. En la década de los 70 se crearon sociedades comerciales y centros de producción en Norteamérica y Centroamérica, el sudeste asiático, Australia y América Latina. Durante los años 90 se abrieron nuevas sedes comerciales en Hungría, la República Checa y Polonia. La última apertura ha sido en China en 2015.

El Grupo Ferrero es el tercer productor europeo en el sector de los dulces y chocolates y el tercero también a nivel mundial. Desde sus inicios ha aplicado una política de crecimiento orgánico con recursos propios y por eso Grupo Ferrero no cotiza en bolsa.

Ferrero es una empresa de profundas raíces familiares y su historia ha llegado, con Giovanni Ferrero, a su tercera generación. Giovanni Ferrero continúa al frente de esta compañía familiar y multinacional cuyo objetivo se asienta sobre el lema de la Fundación: “Trabajar, crear, donar”.

Con más de 30.000 empleados, Ferrero está formado hoy por casi 80 empresas, cuenta con oficinas operativas en 53 países y 22 fábricas. Sus productos se distribuyen en más de 160 países.
La facturación del Grupo en 2014-2015 ascendió a 9.542 millones de euros.