UNA REALIDAD GLOBAL

Grupo Ferrero ha aprobado el balance consolidado del Grupo al cierre de año fiscal, el 31 de agosto de 2016, con una cifra de negocios consolidada de 10.300 millones de euros, lo que supone un incremento del 8,2% respecto al año anterior, que cerró con un total de 9.500 millones de euros. En esa fecha, el grupo estaba compuesto por 87 empresas consolidadas con 22 plantas de producción, 3 de las cuales pertenecen al Proyecto Empresarial Michele Ferrero, un programa de empresas sociales cuyo objetivo es crear puestos de trabajo en los países de origen e implementar proyectos e iniciativas de carácter social y humanitario.

Los productos Ferrero están presentes, o directamente o mediante distribuidores autorizados, en más de 170 países. El año 2015/2016 fue un año sobresaliente para el Grupo, que logró un crecimiento y una expansión significativa en todo el mundo. De hecho, Grupo Ferrero obtuvo un importante incremento en las ventas, mientras continuó impulsando la inversión en sus marcas y manteniendo un alto nivel de ingresos operativos, así como fortaleciendo las actividades internas de I + D.

La plantilla media del Grupo en 2015/16 fue de 29.206 trabajadores, lo que supone un incremento del 13% comparado con el año anterior.