COMPARTIR VALORES PARA CREAR VALOR

Para el Grupo Ferrero, el término responsabilidad social ha ido siempre ligado a cuidar de las personas y el área local, principalmente de los empleados y jubilados, consumidores, familias y las comunidades donde opera la compañía. Estos principios de responsabilidad social guiaron los primeros pasos de Ferrero en Alba y se mantienen sin cambios a día de hoy.

En materia de sostenibilidad, el Grupo Ferrero basa actualmente su estrategia de responsabilidad social en el lema: "compartir valores para crear valor".

Para Ferrero, la creación de valor compartido es una práctica que afecta a todas las etapas de la cadena de suministro: va desde el cuidado de las personas que han hecho y continúan haciendo la historia del grupo, el apoyo a las comunidades, la promoción de un estilo de vida activo entre los jóvenes y sus familias, hasta su firme compromiso con las prácticas agrícolas sostenibles y la salvaguarda y protección del medio ambiente.

Nuestra estrategia de responsabilidad social corporativa está actualmente dividida en dos áreas temáticas principales: las personas y el planeta.

PERSONAS

En Ferrero, el enfoque al consumidor no es solo un valor, es algo que se pone en práctica todos los días, basado en un sentido de responsabilidad que va más allá de los resultados comerciales. Esta responsabilidad se concreta a través de la estrategia nutricional de Ferrero, la constante innovación, la calidad y frescura de sus productos, la seguridad alimentaria y la comunicación responsable y transparente. Además, Ferrero muestra un constante interés en las vidas de sus empleados y jubilados y de las personas que viven en las comunidades donde opera. Este compromiso también se demuestra a través de las actividades de la Fundación Ferrero y del proyecto empresarial Michele Ferrero, activo en África y Asia. El Grupo, además, continúa su compromiso con la promoción de un estilo de vida saludable a través del programa global "Joy of Moving" de Kinder + Sport.

PLANETA
El seguimiento y mejora del impacto de sus actividades a lo largo de toda la cadena de suministro es una prioridad para el Grupo Ferrero, que asegura que sus principales materias primas son de origen responsable. Además, el Grupo está comprometido con producciones que respeten el medio ambiente usando las mejores tecnologías disponibles, garantizando un uso eficiente de la energía, los materiales y recursos naturales y consumiendo los recursos hídricos responsable y racionalmente. Reconociendo esta responsabilidad, Ferrero está firmemente comprometido con la minimización de su impacto ambiental, desde las materias primas hasta las fábricas y su logística, a lo largo de toda la cadena de valor.