Ferrero Ibérica en España

FERRERO ESPAÑA

La primera sede de Ferrero en la Península Ibérica se sitúa en 1988 en Barcelona. La elección de Barcelona se debe a que, históricamente, la ciudad ha concentrado el desarrollo la industria alimentaria del país y es donde se establecen algunas de las principales empresas del sector. En esos momentos, Ferrero Ibérica contaba con una plantilla de 5 empleados y se encargaba de la distribución de los primeros productos a través de 11 distribuidores.

A lo largo de la década de los 90, productos como Ferrero Rocher y Kinder Sorpresa se consolidan entre las preferencias de los consumidores y se lanzan los principales productos de la gama Kinder, como Kinder Chocolate o Kinder Bueno. En 1993, la compañía alcanza los 80 empleados y traslada su sede ibérica a El Prat de Llobregat.

Con la llegada del nuevo milenio, Ferrero lanza uno de sus principales productos a nivel internacional, NUTELLA®, y supera los 120 empleados.

Hoy en día, Ferrero Ibérica cuenta con 162 empleados en la Península Ibérica, ubicados en las dos sedes operativas de Cornellá de Llobregat (Barcelona) y Lisboa. La compañía distribuye sus productos en la península desde las pequeñas tiendas de alimentación hasta las grandes superficies comerciales, ajustando los formatos en función de la tipología de los establecimientos, con el objetivo de acercar al máximo los productos a sus consumidores.

Historia